--

Alcaldía de Floridablanca, Santander

-

sábado, 7 de agosto de 2010

Llamado a defender el Páramo de Santurbán del proyecto de minería a cielo abierto

Esta es DigiRadiocom de Colombia, desde Bucaramanga para el mundo; editor: Bernardo Socha Acosta
Fuente: Oficina de Prensa del Diputado Luis Roberto Schmalbach Cruz. De la Asamblea de Santander, Bucaramanga, Julio 29 de 2010

El día jueves 29 de Julio, en las instalaciones de la Asamblea Departamental de Santander se realizo el debate sobre el Impacto socio-ambiental de los proyectos de exploración y explotación minera en el Páramo de Santurbán y los municipios de Vetas y California. En esta Sesión Plenaria se analizó las repercusiones para la población de dichos municipios, las zonas próximas y el área metropolitana de Bucaramanga, la cual depende del recurso hídrico del río Suratá.
El diputado Roberto Schmalbach, uno de los citantes del debate, expresó su rechazo a la intención de compañías como la Greystar Resources Ltda., de emprender proyectos de explotación minera a cielo abierto, violentando la normatividad ambiental que prohíbe la actividad económica por encima de los 3000 m.s.n.m., además del evidente daño ecológico, hídrico, social y económico que tendrá el proyecto Angostura, ubicado en zona del páramo, llegando a tener puntos de explotación minera por encima de los 3450 m.s.n.m.

En la actualidad existen suficientes evidencias para dudar que la Greystar Resources Ltda. pueda reparar el daño ambiental que va a ocasionar con la remoción de 1075 millones de toneladas de roca, y de las cuales sólo procesará aproximadamente el 30% para la obtención de oro y plata. Para esto utilizará cerca de 1200 toneladas de cianuro y 7000 toneladas de ANFO al mes, dispondrá una zona de acumulación de desechos e impactará de manera negativa en los caudales de las Quebradas Móngora, La Virgen, Angostura y Páez, las cuales son aportantes al río Vetas que desemboca en el río Suratá y que sirve de abastecedor del agua del área metropolitana de Bucaramanga.
La minería de cielo abierto tiene un alto impacto por las dimensiones del proyecto. En los Estados Unidos es un tema que ha empezado a debatirse por las desastrosas consecuencias para los suelos, las fuentes hídricas, la salud de las personas, la vegetación, la fauna, la topografía y el paisaje. No son ambientalistas de cabeza caliente sino científicos de importantes universidades de los Estados Unidos, quienes están llamando a buscar nuevos métodos para la explotación de los recursos, más cuando hay un auge de este tipo de minería a cielo abierto en países en vía de desarrollo. Es un mecanismo rechazado en los Estados Unidos y Europa, y se pretende experimentar con naciones como la nuestra, vendiendo la idea que los ingresos por regalías serán suficientes para compensar dichos daños, que se reafirma con el pírrico 3.2% que recibirá el departamento del total de las regalías, añadió el diputado.
En primer lugar, porque las serias implicaciones que trae lo que es conocido bajo el nombre de minería a cielo abierto, son irreparables tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas que habitan estas zonas; el empleo de personal solamente cuando arranca el proyecto y luego es muy poco debido a que se utiliza equipo y maquinaria pesada. El impacto en la salud de las comunidades del área de influencia del proyecto es muy alto por que se manipulan explosivos y se utilizan enormes cantidades de agua para la mezcla de químicos como: el cianuro, mercurio, acido sulfúrico y otras sustancias. Además, de los daños sociales, culturales y ecológicos, se debe hacer énfasis en que los únicos que obtienen beneficio de tal actividad son las empresas inversionistas, pues así lo expone la ley 756 de 202, articulo 6. Por lo cual, al Departamento sólo le correspondería 3.2 dólares por cada 100 dólares por regalía, ya que el Gobierno nacional se queda con el restante por motivo de impuesto de renta.

Las jugosas utilidades de este tipo de proyectos mineros salen del país, debido a las grades exenciones tributarias que el gobierno les ha concedido a las empresas extranjeras que operan en el Colombia. Lo anterior prueba que no es beneficioso para el ambiente, la sociedad y la actividad económica ejecutar tal proyecto.

En segundo lugar, el diputado Schmalbach se refirió a la normatividad según la ley contemplada en el código de Minas, la cual dice que no se podrán ejecutar trabajos y obras de explotación mineras en zonas que constituyan áreas que integren el sistema de parques naturales de carácter regional, zonas de reserva forestal, etc, puesto que este lugar constituye un Páramo, que es objeto de protección por parte del Estado.

Tercero, el Páramo de Santurbán está ubicado en el municipio de California, en límites con las quebradas Angosturas y Páez, afluentes de la quebrada La Baja que desemboca en el río Vetas y éste en el río Suratá, lo que significa que tal proyecto también traería serias implicaciones en el recurso hídrico que afectaría los ecosistemas y la calidad de vida de la población localizada en el área de influencia directa e indirectamente.

Solicitar de manera urgente la declaratoria de protección de la zona del Páramo Santurbán y su adecuada delimitación para evitar futuros trámites de títulos mineros o licencias de exploración en zonas de reserva forestal o de importancia ecológica; la revisión de los proyectos mineros de la zona, la suspensión del proyecto Angostura de la Greystar Resources Ltda. y la conformación de una Comisión de Trabajo conformada por diferentes sectores del departamento, ambientalistas, alcaldes, concejales, diputados, representantes de pequeños y medianos mineros, sectores sociales, entre otros, para adelantar reuniones con Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, el Ministerio de Minas y Energía y la Dirección General de Ingeominas, fueron algunas de las conclusiones principales de este primer debate en la Duma departamental. Más noticias de Santander
--

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...