--
-

jueves, 15 de marzo de 2018

Balance positivo de la Unab vigencia 2017

El crecimiento de la Unab fue del 14 % respecto al año anterior y una utilidad, de $9 mil millones 
Rafael Ardila Duarte
Alberto Montoya Puyana
Bucaramanga.- Las directivas de la Universidad Autónoma de esta ciudad -UNAB- le presentaron cuentas a los corporados correspondiente a la vigencia de 2017.
La mesa principal para la rendión de cuentas estuvo dirigida por, Rafael Ardila Duarte, presidente de la junta directiva de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, y Alberto Montoya Puyana, rector de la institución educativa. La Asamblea General de Corporados calificó de muy positiva la gestión al frente de la UNAB durante la vigencia 2017.
“Hacer cada vez más grande a la UNAB”, con esa frase de cierre Alberto Montoya Puyana, rector de esta institución de educación superior, resumió el balance positivo que arrojó el ejercicio académico, financiero y de alcance social de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, durante 2017, ante la rendición de cuentas de la junta directiva a la sala plena de Corporados. ​​​​
Mesa principal de la rendición de cuentas
“Yo creo que hemos tenido el mejor balance en cifras de nuestra amada institución, indiscutiblemente que es una universidad sólida”, afirmó Rafael Ardila Duarte, presidente de la junta directiva, luego de presentar el balance financiero de la UNAB, el cual reflejó ingresos por actividades relacionadas con la educación por 115 mil millones de pesos los cuales, al final del ejercicio, representó crecer en un 14 % con respecto al año anterior y generar un estado de resultado integral, antes reconocida como utilidad, por 9 mil millones de pesos.
A su turno, Alberto Montoya Puyana, rector de la UNAB, advirtió en su informe que “la educación superior en nuestro país está enfrentada a grandes retos en campos tan complejos, entre otros, como la financiación estatal de la investigación, la accesibilidad universal a la misma y los niveles de calidad en el contexto internacional, que obligan a las Instituciones de Educación Superior (IES) del sector privado a competir en un medio asimétrico e inequitativo, en el que se ha satanizado la posibilidad de que el Estado las mire con ojos parecidos a los ojos con los que mira las IES públicas al momento de financiar estos desafíos, con el manido argumento de que solo atendemos poblaciones de alto estrato y que prácticamente nadamos en recursos por ser la educación privada una actividad altamente rentable”.​​​
Asambleistas de la Corporación Unab
Eulalia García Beltrán, vicerrectora adacémica, expresó sobre la marcha de la UNAB: “logró por segunda vez la acreditación de alta calidad; el Ministerio de Educación Nacional destacó 37 asuntos que hacen de esta Universidad una institución de excelencia desde lo académico, los seis campos de formación que tenemos ofrecen a esta región del país y de otros lugares que hacen parte ya de nuestra área de influencia, razones para que muchos jóvenes puedan encontrar una opción que no solo satisface sus expectativas de formación sino que también los hace mejorar en su condición de seres humanos”, dijo García.​​​​
Por medio de su quehacer misional la UNAB cumple con actividades de impacto social que trascienden sus aulas. Más de 13 mil millones de pesos se invirtieron durante 2017 para atender el programa de becas, crecer en el área de investigación para suplir las necesidades del sector productivo, participar en programas como Generación Conciencia, mantener una amplia oferta cultural (Ulibro y Orquesta Sinfónica) y generar espacios de apoyo con la población menos favorecida (atención integral en salud y consultorio jurídico), entre otras.
“Podemos tener un excedente que nos va a permitir apalancar las inversiones que estamos haciendo en Bogotá y las inversiones que requiere la Universidad para actualizar sus laboratorios y su planta física”, dijo Gilberto Ramírez Valbuena, vicerrector administrativo y financiero, quien además anunció la construcción de un nuevo edificio en el campus El Jardín, que tendrá aulas académicas, laboratorios especializados y una torre de parqueaderos, por un valor de 25 mil millones de pesos, y la inversión de 12 mil 500 millones adicionales en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, TIC.
Rafael Ardila Duarte, presidente de la junta directiva, “las razones altruistas de nuestros fundadores, Armando Puyana Puyana y Alfonso Gómez Gómez, se están cumpliendo perfectamente”, concluyó el directivo.  Fuente: Comunicaciones Unab. Ajuste de contenido y diagramación: Bersoahoy.co

--

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...