--

Campaña de seguridad vial de la Dirección de Tránsito de B/manga

Campaña de seguridad vial de la Dirección de Tránsito de B/manga
-

sábado, 23 de enero de 2016

Autoridades alertan sobre posibles casos de Zika

Raúl Salazar Manrique
Bucaramanga, viernes 22 de enero de  2016.-  Siete casos de Sika fueron advertidos en la capital de Santander en la primera semana de enero de 2016.
El Secretario de Salud de Bucaramanga, Raúl Salazar Manrique, reportó  siete (7) casos de Zika de los cuales cuatro son sospechosos y tres están por confirmar.
Informó que los casos se presentan en las comunas: 2,3, 5, 8, 9 y 17. Se destaca la información de 50 casos de dengue, localizados en el sector del Barrio San Francisco y sobre esta zona se enfoca el análisis de la enfermedad.
“De pronto en estos 45 o 50 casos que tenemos de dengue, pueden haber mezclados casos de Zika”, explicó el funcionario.
Con respecto a casos de mujeres en embarazo infectada con Zika, el secretario se refirió al de una mujer con 17 semanas en gestación proveniente del departamento del Cesar, -residente en Bucaramanga- a quien se le hizo una ecografía y una valoración por periodontología. “Encontramos al bebé en muy buenas condiciones” dijo.  
Según el profesional, la paciente continuará con un seguimiento mensual que se hará en el Hospital del Norte y la Secretaria de Salud estará pendiente de la evolución de la paciente y su bebé.
Debido a que el municipio de Bucaramanga se encuentra a alrededor de los 950 metros de altura sobre el nivel del mar, reúne las condiciones ecoepidemiológicas perfectas que favorecen la presencia abundante de esta especie de insecto en nuestro territorio.
Información elaborada por Ricardo Fabián Fábregas Calao, biólogo
INFORMACIÓN CIENTÍFICA
El Zika es una enfermedad causada por el virus del mismo nombre, el cual se aisló por primera vez en los Bosques de Zika en Uganda (África Centro-oriental), en el año 1947, en un mono Rhesus, durante un estudio de fiebre amarilla.
Este virus se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti o Aedes albopictus infectado, que es el mismo insecto transmisor de los virus del dengue y chikunguña. Para que sea afectiva la transmisión de la enfermedad, tienen que estar presentes de forma simultánea el virus, el vector y el huésped susceptible. Lo anterior implica que LA ENFERMEDAD SIEMPRE REQUIERE DE ESTE MOSQUITO PARA TRANSMITIRSE.
SÍNTOMAS
La enfermedad se manifiesta de tres a siete días después de la picadura por el vector infectado. Normalmente se presenta Fiebre, conjuntivitis no purulenta, dolor de cabeza, dolor en el cuerpo y articulaciones, prurito (rasquiña), rash (brote), edema (hinchazón) en extremidades inferiores. Con menor frecuencia se puede presentar: falta de apetito, vómito, diarrea y dolor abdominal. Las manifestaciones clínicas graves son muy poco frecuentes comprenden alteraciones del sistema neurológico e inmunológico.
TRATAMIENTO
Es importante señalar que ante la presencia de estos síntomas se debe acudir al médico o institución de salud y no automedicarse, debido no solo a los riesgos propios de dejar la enfermedad sin atención médica oportuna sino además porque la asistencia al sistema de salud se constituye en la primera fuente de información que permitirá a las autoridades definir y priorizar tanto las medidas de intervención como las zonas que requieren actividades de control.
MEDIDAS DE PREVENCIÓN
Como medidas de prevención para evitar contraer el virus están relacionadas con evitar el contacto con el vector: adaptar y utilizar en nuestras camas toldillos o mosquiteros, en lo posible impregnados de insecticida; usar ropa que evite dejar expuesta la piel o en su defecto, usar repelentes de insectos para aplicar en la parte expuesta de la piel o en la ropa; y adaptar anjeos en puertas y ventanas.
Recomendaciones
Dormir en cama con toldillo impregnado con insecticida, uso de camisa manga larga, pantalón.

Es por esto que desde la SSAB se insiste en la importancia de promover la eliminación de criaderos de mosquitos al interior de las viviendas como una actividad fundamental que debe realizarse en forma continua y permanente por sus habitantes. Muchos de estos criaderos son fáciles de eliminar simplemente poniéndolos bajo techo o en su defecto volteándolos para que no retengan agua y además evitando su acumulación. De esta forma, se mantienen las viviendas libres de estos insectos vectores evitando así enfermarnos.
Fuente: Oficina de comunicaciones de la alcaldía
--

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...