--

Alcaldía de Floridablanca, Santander

-

jueves, 26 de marzo de 2015

Serán conformadas las mesas de participación de las víctimas

El proceso de inscripción va hasta el próximo 31 de marzo
Se aproximan elecciones de mesas de participación efectiva de las víctimas en todo el país
Bogotá, 25 de marzo de 2015. Para fomentar la alternancia en los liderazgos y la representatividad, se abre un nuevo período en que las organizaciones de víctimas pueden inscribir sus candidatos para conformar las próximas mesas de participación efectiva.
Hasta el 31 de marzo, pueden acercarse a cualquier personería del país y registrar a sus candidatos en cuatro categorías de hechos victimizantes (contra la vida y la libertad, por desplazamiento forzado, por violencia sexual y contra la integridad física y psicológica), y por los enfoques diferenciales de mujer, jóvenes, población LGBTI, personas en condición de discapacidad y personas mayores.
Paula Gaviria 
Las mesas de participación efectiva de víctimas que arrancarán su trabajo en el próximo mes de abril tendrán un protagonismo muy importante en el escenario de paz que se avecina. Así lo aseguró la directora de la Unidad para las Víctimas, Paula Gaviria Betancur “Estas nuevas mesas serán una infraestructura social para la paz y, por eso, esperamos que acentúen el trabajo con las administraciones municipales, para perfilar programas y proyectos y para enriquecer los planes de desarrollo locales que se presentarán en 2016”.
La conformación de las mesas adquiere especial relevancia por las elecciones locales y regionales que tendrán lugar en octubre de este año. Por eso, la funcionaria recordó la importancia de que, una vez elegidas, las mesas preparen propuestas, planes y proyectos para que tanto en el Plan de Desarrollo del Gobierno Nacional, como en los planes locales y regionales de desarrollo que se discutirán en 2016, queden plasmados y fortalecidos los programas de atención y reparación a víctimas, como una de las piezas claves para la construcción de paz en Colombia.
Precisamente, para fortalecer los liderazgos locales en las mesas de víctimas de todo nivel, visibilizar y dinamizar la participación de los hechos victimizantes y los enfoques diferenciales, de generar procesos de participación y representación de las víctimas en condiciones de igualdad y equidad, como lo exige la Ley 1448 de 2011, y de aclarar y complementar los mecanismos de participación, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas expidió el pasado 26 de diciembre de 2014 la Resolución 0828.
La Resolución estipula que las organizaciones pueden inscribirse como organizaciones municipales, distritales, departamentales o nacionales ante cualquier personería del país, y postular sus representantes a todos los hechos victimizantes y los enfoques diferenciales, según su naturaleza.
Respecto a las Organizaciones Defensoras de las Víctimas -ODV-, la Resolución 0828 de 2014 no modificó para nada la inscripción de las ODV. Las ODV dado su carácter consultivo y de asesoría, y no de representación de las víctimas, no entran al proceso de elección sino que se postulan en cada mesa (de todo nivel) para que sean las víctimas quienes las elijan para acompañar su respectivo proceso municipal, distrital, departamental o nacional.
Hay que aclarar que a las Organizaciones de Víctimas -OV-, no se les exige nada diferente a un acta de constitución privada, por esta razón cada una es libre de elegir su alcance territorial y de inscribirse, según su naturaleza, en las personerías donde actúen o hagan presencia.
Es por esta razón que la Resolución fortalece la presencia de las mesas municipales en la elección departamental y nacional. Anteriormente, las mesas municipales enviaban sólo dos representantes a la elección de la mesa departamental, ahora serán hasta nueve representantes; y de la misma forma las mesas departamentales envían todos sus representantes por hecho victimizante y enfoque diferencial a la conformación de la mesa nacional.
El resultado final es que todos los miembros de la mesa nacional, necesariamente deberán ser miembros de mesas municipales y departamentales, y todos los hechos victimizantes y los enfoques diferenciales pueden participar en la elección de las mesas departamentales y por ende en la nacional.
De igual forma, la Resolución hizo modificaciones al tema de suplencias, lo cual ha quedado totalmente clarificado, incluso reforzando la presencia de las mujeres al estipular que el reemplazo de toda lideresa, también debe ser mujer.
Así mismo, y dado que en todo el país se habían presentado problemas con los comités de ética, que no tenían claro su papel y sancionaron, en algunos casos a representantes de víctimas sin respetar el debido proceso, se incluyó como parte de las mesas a estos comités de ética, se les asignó las funciones de sanción en primera instancia, y se adoptó como segunda instancia a los plenarios de las respectivas mesas.
Por último, se estipularon las licencias temporales para que por un término no superior a seis meses, los líderes de víctimas pudieran retirarse de las mesas, para asumir cargos, o proyectos de víctimas sin problemas por tener la condición de veedores de las políticas y ser a la vez contratistas o funcionarios del Estado.
“Lo anterior no sólo fue solicitado por algunos representantes de la Mesa Nacional, sino que el fortalecimiento de las mesas municipales fue un clamor de muchos sectores y de las mismas mesas locales, que siendo la parte más débil del sistema de participación necesitaban más protagonismo e importancia en la conformación de las mesas departamentales y en la nacional”, señaló Gabriel Bustamante Peña, subdirector de Participación de la Unidad para las Víctimas.
El recorrido de las mesas de participación efectiva de las víctimas
Tras la aprobación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras en 2011, se empezaron a conformar en Colombia las mesas de participación efectiva de las víctimas. Los afectados por el conflicto armado votaron en sus municipios y departamentos a los líderes que les representarían durante los meses venideros ante las entidades que componen el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a Víctimas.
En octubre de 2013, quedaron elegidos de manera democrática los delegados de la Mesa Nacional de participación, con el encargo de dialogar con el gobierno sobre la política pública que les atañe directamente. Por primera vez, Colombia contaba con un espacio concertado de manera paritaria entre hombres y mujeres, donde están representados los jóvenes, la población LGBTI, los adultos mayores, las personas en condición de discapacidad y los grupos étnicos.
“Les pido a los representantes de las mesas que sean activos en las Mesas, que sean exigentes con el Gobierno y vigilantes con las entidades, pero que también sean solidarios con los esfuerzos que estamos haciendo y generosos con los avances que se van logrando”, dijo en aquel momento el Presidente Juan Manuel Santos.
Desde entonces, la Mesa Nacional ha presentado 86 propuestas de política pública, entre las que destacan la jurisdicción de víctimas y paz, los planteamientos de empleo masivo para los afectados por el conflicto armado y las relacionadas con enfoque diferencial.
“Después de este año largo de trabajo de las mesas, vemos que las organizaciones están trabajando en conjunto con las alcaldías, las gobernaciones y con las entidades del Gobierno Nacional”, aseguró la directora general de la Unidad para las Víctimas, Paula Gaviria Betancur. “Un primer logro ha sido el reconocimiento por parte del Estado y el avance en la construcción de proyectos de la mano con las víctimas. Así contribuimos a transitar el camino hacia la paz”, agregó la funcionaria.
La mayoría de mesas departamentales plantearon propuestas de política pública a sus gobernaciones. Algunas ya se encuentran adelantando el trabajo conjunto, con presupuestos aprobados. En cuanto a las mesas municipales, avanzan en la superación de los desafíos encontrados y en su proceso de consolidación.
“Ha sido una experiencia muy fructífera. Hay que destacar el acercamiento entre el Estado en su conjunto con las víctimas, ya que veníamos de unas relaciones Estado-víctimas de confrontación, de desconfianza y, por muchos años, de indiferencia hacia las víctimas”, expresó Gabriel Bustamante Peña, subdirector de participación de la Unidad para las Víctimas. Fuente: Prensa de la Unidad de Víctimas (Ángel René Vargas)
--

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...