--

Alcaldía de Floridablanca, Santander

-

sábado, 2 de marzo de 2013

Desechos prohibidos de alto nivel tóxico descubrió la Cdmb en el Carrasco. Los responsables serán sancionados

Foto: Archivo 
Bucaramanga.- Hubo confusión y temor en el Carrasco. Transcurrían las 10:30 de la mañana, cuando inesperadamente de una de las celdas empezaron a salir, vapores, gases y olores nauseabundos, que de inmediato provocaron malestar entre los operarios que a esa hora, con sus herramientas, expandían los residuos sólidos en el lugar. Incluso se escucharon algunos estallidos de botellas.
Dos operarios tosían, otros dos vomitaban, e incluso uno de ellos estuvo a punto de desmayarse.
Ante tanta algarabía, al lugar llegaron dos ingenieros químicos, un ingeniero ambiental y un funcionario del Grupo Especial Ambiental (GEA), todos adscritos a la CDMB, quienes de inmediato procedieron a revisar los residuos que acababa de depositar un vehículo afiliado a la Empresa de Desechos Especiales S.A, Edepsa.
“Al notar los vapores y gases, y palpar esos olores penetrantes, con una simple mirada notamos que se trataba de desechos prohibidos. Al efectuar una requisa minuciosa y luego de extraídos todos, hallamos 1.270 kilos de residuos especiales y peligrosos, entre ellos: elementos químicos, industriales y biosanitarios”, relató la ingeniera ambiental Lizeth Niño, adscrita a la Subdirección de Evaluación y Control Ambiental, quien participó en el operativo.
Entre los desechos hallados están los siguientes: metanol, carbonato, ácido nítrico, ácido clorhídrico, fosfato de amonio, ácido sulfúrico, plomo compuesto, amoníaco, ácido acético, ácido bórico, peróxido de hidrógeno, bolsas de material industrial, filtros para carros, estopines impregnados con material aceitoso, jeringas, bolsa de suero, aceites y una garrafa del producto clórox, en cuyo interior habían tubos de ensayo llenos de sangre humana.
“Esa actitud de la empresa colocó en situación de vulnerabilidad a los mismos operarios del Carrasco. Gracias a Dios no ocurrió ninguna tragedia, pero que tal que alguno de los operarios se hubiera contaminado con la sangre, o se hubiera chuzado con una jeringa, o inhalara un tóxico. Fue una acción reprochable que no deberá repetirse”, señaló la funcionaria de la CDMB.
La empresa fue obligada a recoger el cargamento de elementos prohibidos y en un plazo de tres días deberá demostrar que ya los depositó en un lugar adecuado, que podría ser en los departamentos del Atlántico o Cundinamarca.
“Los elementos estaban camuflados entre aserrín, lo que demuestra que fue una acción premeditada. A las claras se demuestra que la empresa incumplió con la normatividad ambiental vigente y por tanto, después de un proceso de tasación se haría acreedora a una fuerte sanción económica e incluso, podría haber suspensión temporal de la licencia ambiental que es la que le permite operar, tal y como lo contempla la Ley 1333 del 2009”, indicó.
La ingeniera Niño recordó que, esta clase de empresas, tiene una responsabilidad integral, que va desde la recolección, el transporte, el almacenamiento y la disposición final adecuada de este tipo de residuos.
“El Artículo 24 del Decreto 4741 de 2005, emanado de la Presidencia de la República, estipula muy claramente que nosotros tenemos como funciones específicas la evaluación, el control y el seguimiento ambiental, y eso es precisamente lo que a diario hacemos. En el Carrasco tenemos funcionarios en tres turnos de ocho horas, como garantes de la vigilancia y el control de la disposición final de los residuos sólidos”, finalizó la funcionaria.  Fuente: Oficina de prensa de la Cdmb
--

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...